Ediciones Orlando

LA CULTURA

jueves, 5 de octubre de 2017

Técnicas, estilo y lenguaje de una obra literaria



A pesar de que estos tres aspectos son realmente inseparables, es conveniente conocer el material básico de manera separada para juzgar con criterio la utilización de técnicas, el estilo y el lenguaje de un autor.

TÉCNICAS

Las técnicas literarias son procedimientos, recursos  y hasta  trucos de que se vale el autor para exponer un contenido; son recursos auxiliares en las obras literarias.  Son procedimientos mayores o más generales y amplios que los del estilo.  Las mismas técnicas son usadas por diferentes escritores.  Existen técnicas poéticas o de versificación, narrativas y teatrales; algunas técnicas se presentan indistintamente en cualquier género.

Para analizar las técnicas, podemos seguir estos pasos:

a) Mencionar las técnicas que utiliza el autor.

b) Sustentar cuándo y cómo las usa.

c) Expresar la conclusión u opinión personal.

Veamos un conjunto de recursos y técnicas que se presentan en las obras literarias y cuya definición podemos encontrar en un buen diccionario de literatura:

Acciones paralelas
Alusiones (literarias, artísticas, culturales, etc.)
Anagnórisis o técnica del reconocimiento
Anticipación o prospección
Apartados
Citas textuales
Contrapunto
Contrastes y simetrías
Desdoblamiento narrativo
Diarios
Enfoque narrativo múltiple
Equívoco
Estructura circular o narración circular
Estructura combinatoria
Estructura en espiral
Estructura lineal, narración lineal o cronológica
Estructuras múltiples
Estructura tipográfica
Fragmentación del discurso
Fluir de conciencia o monólogo interior
Intertextualidad
Laberintos
Memorias
Monólogo o Soliloquio
Motivo guía o “Leitmotiv”
Narraciones telescópicas
Novela-río
Novelas o narraciones interpoladas
Núcleos de contenido
Orquestación narrativa
Peripecias o cambios de fortuna
Personaje colectivo
Perspectivismo
Pinturas de ambientes
Reconstrucción narrativa a través de testimonios
Retratos de personajes o pinturas de caracteres
Retrospección, técnica retrospectiva o “flash back”
Ruptura del orden lineal
Simultaneidad
Técnica autobiográfíca
Técnica de la documentación histórica
Técnica de los personajes en busca de su autor
Técnica de los vasos  comunicantes
Técnica del autor y el lector dentro de la obra
Técnica epistolar
Técnica o convención “autor-editor“
Tiempo circular o cíclico
Tópicos y motivos
Intercalación de formas típicas de otros géneros


ESTILO

Estilo es la manera de escribir o de hablar de un escritor o de un orador, no por lo que respecta a las cualidades esenciales y permanentes del lenguaje, sino en cuanto a lo accidental, variable y característico del modo de formar, combinar y enlazar los giros, frases y períodos para expresar los conceptos.  El estilo es como un sello de la personalidad del autor.

El estilo lo constituyen los rasgos o características peculiares del lenguaje no sólo de un autor, sino también de una obra, de un género, de una época o de una corriente literaria.  Varios escritores pueden usar las mismas técnicas, pero con un estilo personal; de igual manera, los mismos contenidos, temas, tipos de escrito, géneros, etc. son empleados por cada autor con un estilo peculiar.  A pesar de que el estilo es personal, hay estilos colectivos y estilos que pasan de una lengua a otra.

Aspectos que se toman en cuenta al analizar el estilo:

Tipos de estilo: sencillo, medio y grave o sublime (clasificación de los retóricos); claro, confuso, irónico, directo, retórico, complejo, grotesco, mordaz, sarcástico, solemne, festivo, elegante, desgarbado, sobrio, pomposo, florido, preciso, impreciso, recargado, natural, afectado, amanerado, fluido, cortado, prosaico, abrumador, grandilocuente, patético, didáctico, oratorio.
Recursos dela Función Poética o Estética: alegoría, aliteración, anadiplosis, anáfora, antítesis, apóstrofe, asíndeton, cacofonía,  concatenación, encabalgamiento, elipsis, enálage o traslación, epanadiplosis, epíteto, eufemismo, hipérbaton, hipérbole, imágenes visuales, imágenes auditivas, ironía, lítote, metáfora, metonimia, onomatopeya, oxímoron, paradoja, paralelismo, paronomasia, perífrasis, polisíndeton, prosopopeya, reiteración, sarcasmo, símbolo, símil, sinécdoque, sinestesia.
Manera de emplear las técnicas o de tratar el  contenido.  Por ejemplo, la manera de presentar la técnica “autor-editor”, la manera de tratar el tiempo, el escenario, la acción, las descripciones, los diálogos, etc.
Al analizar, debemos explicar cómo es el estilo o cuáles son las  características del estilo del autor (tipos de estilo, recursos de la función poética, manera de tratar las técnicas o el contenido). Luego, debemos sustentar en qué momentos o partes de la obra se expresa determinado estilo, recurso o manera de tratar las técnicas o el contenido.  Para terminar,  agregamos nuestra opinión o impresión personal sobre el estilo.

LENGUAJE

Cuando analizamos este tema, debemos tomar en cuenta las cualidades esenciales y permanentes del lenguaje, las características relacionados directamente con el  lenguaje como sistema común de comunicación; debemos tomar en cuenta  aspectos que no han sido tratados en el estilo y las técnicas.  Veamos una serie de características o rasgos que se pueden considerar:

Niveles de lenguaje o registros: culto, vulgar; literario, corriente, ordinario o común; seleccionado, elevado, difícil, rebuscado; estándar, regional;  tecnicismos, jergas, expresiones coloquiales, lenguaje obsceno, modismos, refranes; lenguaje típico de los medios de comunicación: radio, televisión, cine, periódicos; expresiones o textos de otras obras literarias, canciones, leyendas, rondas infantiles, etc.
Mezcla de idiomas o uso de dialectos
Originalidad, invención
Habilidades especiales del autor
Tipos de palabras, frases u oraciones que se usan con frecuencia
Amplitud o pobreza de léxico
Propiedad del lenguaje
Adaptación del lenguaje a la índole de los personajes
Características de la sintaxis: orden lógico, hipérbaton, repetición de estructuras, palabras o frases.
Interrogaciones, exclamaciones, puntos suspensivos; continuidad o interrupciones bruscas.
Dominio del lenguaje: manejo general de la redacción, corrección idiomática, ortografía puntual, ortografía literal, ortografía acentual.
Al analizar el lenguaje de una obra literaria, realizamos dos acciones básicas interrelacionadas:

1. Explicar las características o rasgos del autor en cuanto al uso del lenguaje.

2. Sustentar con ejemplos del lenguaje de la obra.

René De León Gonzalez

jueves, 21 de septiembre de 2017

La leyenda del Dresden de Andrés Castillo


Reseña
Por 
Lorena Echeverría Sánchez

La Leyenda del Dresden, narra la historia de una batalla que se dio en las costas de Coronel – Chile en los inicios de lo que fue la Primera Guerra Mundial; una batalla naval de la que no se habla mucho, porque es un capítulo de la historia muy poco conocido. El libro nos cuenta cómo Christian y Otto, dos inseparables amigos de origen humilde, deciden emprender una aventura que los lleva a embarcarse en el Dresden, un crucero de guerra alemán, el que a su vez protagonizará la historia del libro, dándose a conocer como el barco fantasma, el cual a su vez encierra un misterioso secreto, volviéndose así: Leyenda.

Es así como a lo largo de las páginas se comienza a desarrollar una historia con datos específicos y reales, pero que está desarrollada de tal manera que, aunque los datos seas históricos y la base del libro sean hechos reales, el lector siente que está dentro de un cuento, de una novela de fantasía, lo cual hace que la crudeza de algunos pasajes se sienta fluir y pasar como un detalle más de las historias que relata el libro. Además, un detalle muy importante y preciso, es que todo el desarrollo del libro está acompañado y complementado con fotografías, lo que hace la lectura mucho más enriquecedora y entrega, al mismo tiempo, esa sensación de historicidad que es parte de la obra de Andrés.

No se puede dejar fuera uno de los toques más cautivadores del autor, que fue mencionar algunas composiciones clásicas en el desarrollo de su historia, como Claro de Luna de Beethoven, la cual para todos quienes se aventuren con este libro, recomiendo poner de fondo a medida que avanzan en la lectura, pues entrega un ambiente propicio para la imaginación, y tal como las fotografías antes mencionadas, complementan de manera única el desarrollo de la historia.