Ediciones Orlando

miércoles, 10 de julio de 2019

¿No todo libro es, en principio un objeto?

 ¿Qué particularidades podría tener el formato de un libro para que se explicitara su condición objetual.




En general, los libros son considerados no por el objeto que son, sino más bien por las ideas, historias o conocimientos que se vehiculizan en sus páginas. ¿Podríamos suponer entonces que los libros-objeto están desprovistos de este material? Es una posibilidad, pero en ningún caso una condición. Hay libros objetos que se han convertido en pantallas de lámpara, en ladrillos, portarretratos, etc. Pero también hay otros en los que se plasma un mensaje, empleando o no, el código lingüístico.

El libro-objeto es el resultado de la intervención de un artista, quien haciendo uso de una técnica, juega con la disposición de los elementos, incluye nuevos materiales, etc. 

Delimitar el Libro objeto a una definición es confuso, cuando es justamente el carácter experimental del concepto, cuando más bien habla de procedimientos, procesos, etc. El arte contemporáneo escapa a definiciones, son tentativas, exploraciones en lo que está en juego son los procesos a los que se somete el «artista», pasando a un segundo nivel el producto, la definición en este caso, digamos que es lo menos importante.


Una de las principales características del libro objeto, es su multimedialidad subvierte la forma tradicional de construir y entregar mensajes, por tanto, da lugar a un gran número de interpretaciones.Como en casi todas las cosas, en el libro objeto encontramos dos vertientes importantes. La primera es la que conocemos como libro de artista: un libro que ha sido convertido en un objeto de arte. El procedimiento de transformación está delimitado sólo por la imaginación del artista, por tanto, los libros de artista son muy variados y responden a las necesidades e inquietudes del artista que los realiza. Un buen ejemplo es la exhibición Book Shelf, del MOMA en Nueva York, donde se puede observar el trabajo de 15 artistas en torno al libro.