Ediciones Orlando

LA CULTURA

martes, 16 de agosto de 2016

Las partes principales de la cubierta de un libro


En un libro, las cubiertas y especialmente la portada portada tienen más de una función: Lo protegen y arman, lo presentan al lector y atraen a éste a la obra.




Las principales partes de las cubiertas de un libro son tres: Portada, contraportada y lomo. Partes opcionales son las solapas, una faja y, si es de tapas duras, una camisa (que suele incluir solapas).

Los componentes de la portada se colocan en un mismo pliego por este orden: Contraportada, lomo y portada, como se ve en los gráficos superiores. Si hubiera solapas, la que acompaña a la contraportada es el primer elemento por la izquierda y la de la portada es el último. La anchura del pliego o superpágina final es la suma de la anchura de todos esos elementos.

Las cubiertas de los libros de tapas blandas se hacen en un papel distinto del que se ha usado en el interior. Suele ser una cartulina (de 200 a 300 gr.) que admite colores de cuatricromía, tintas directas (colores especiales, fluorescentes, metalizados…) y acabados especiales (plastificados, laminados, relieves, troquelados…).

No hay comentarios:

Publicar un comentario